En estos días Madrid es la capital mundial del catolicismo ferviente. Millones de personas de todo el mundo han venido a la capital para rezar juntos a un mismo Dios católico y cristiano. Haya gran controversia entorno a todo este asunto y siento la necesidad de explicar porque estoy encantado con la visita Papal

No estoy de acuerdo con casi ninguna ley de la Iglesia católica. No estoy de acuerdo con sus bases medievales, misóginas y dogmáticas. No me gusta su cúpula política. Detesto ese afán por controlar, opinar y entrometerse en todo lo que responda a poder. Me parece enfermizo y obsceno el derroche económico que desgantan a la hora de proclamar su palabra, versus a la hambruna que hay en Africa. Estoy Casi en frente de esta iglesia. No me gustan y no tienen vías de gustarme nunca. Hablar de las “dos” iglesias es meterse en otro debate… la iglesia de calle, que es la que realmente “hace” y la política la que gana…. y manipula. En fin, hoy no quiero hablar de esto, me daría para muchos blogs.

En un principio NO me gustaba esta macroreunión de Ratzinger en Madrid. Parecía un derroche, insano en momentos de crisis. Si hacemos referencia a la visita del Papa a Valencia y a Santiago, ambas fueron fiascos económicos sufragados por los contribuyentes. No quería esto para mi.

Pero.. si salvas las distancias “emocionales”, as animadversiones sociales, y tratas de ver esto como una miniolimpiada, congreso, concierto o acto oficial, lo que te encientas (lo que yo he visto) es algo asombroso.

obra monumental para dar cita a millones de católicos en Madrid

Llevo pasando los veranos en Madrid desde hace mas de 6 años. Es una gozada pasear por la capital con sus calles vacías… me parece un placer. Pero en estas fechas de crisis, los comercios se han visto azotados por huelgas, reuniones, manifestaciones, recortes, leyes antitabaco, anti terrazas.. anti todo… este año es un drama para cualquier pequeño comercio de calle.

Desde hace dos días Madrid es una ciudad intransitable a pié. Mañana lo será en vehículo de motor. La razón: un grupo (gigantesco) de católicos se agrupan entorno al JMJ2011 (jornada mundial de la juventud… que la verdad no se porque meten a todos en el mismo saco, yo soy joven y NO me veo identificado). Por lo visto hay un coste muy alto en servicios, pero todo el “show” está pagado por Ratzinger.

La verdad es que me ENCANTA ver los comercios abarrotados, la gente haciendo cola comprando de TODO a TODAS horas… es impresionante. La cantidad de beneficios que esto está dejando es un hecho. Como no me fiaba de la prensa, lo he visto con mis ojos.. de verdad que ando impresionado. En fechas de crisis, la verdad, un evento de estos no me gusta, pero menos me gusta que fuese NADA:

¿que es el JMJ2011?.. una GRAN estrategia de Marketing. En momentos donde la cultura cristiana es evidentemente dinamitada por la gran mayoría de la sociedad, este tipo de actos no solo refuerzan a los grupos de católicos, si no que les dan mucha publicidad. Visto así, no es muy diferente que otro tipo de actos. Me gustaría saber si un acto de este tipo se diese en otra ciudad de la península, sería rechazado. ¿que pasaría si fuese de las juventudes musulmanas? seguramente “por no quedar de racistas” lo aceptaríamos y lo apoyaríamos.

A veces confundimos nuestras adveraciones (que las tengo) con el derecho a la manifestación (igual que los indignados, los parados, los políticos.. quien coño quiera). Esta gente, no me gusta, pero está en su derecho de montar la fiesta que quiera siempre que no me cueste al bolsillo.. si para colmo Madrid en plena temporada de verano se llena con mas de un millón de personas, chicos no se que pensáis, pero a mi me parece fenomenal.

…sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

9 Comentarios

  1. Pues yo, tras una semana “atrapada” como en una torre de marfil, con un enfado de narices, un día decidí bajar a ver el Viacrucis y hacer fotos curiosas. Hice un robado de un picnic de unos curillas con pinta de africanos. El cura me llamó, me posaron con su mejor sonrisa y me regalaron un collar de Mali. Media hora más y acabo con la mochila amarilla…

  2. Gracias por lo de “buena batidora” (o algo así). No merezco tanto halago, pero me encanta, dicho sea de paso (no se corte nadie en ello), así que intentaré ser merecedora de tus cumplidos.

    Para quien pida respeto -ahora sale mucho pidiéndolo- a sus creencias, aquí dejo este vídeo que también he twitteado para que nadie se lo pierda. Ole por Pat Condell y su par.

  3. ¿Sabeis lo mejor? que el Papa se cree que mañana es el prota y lo que no sabe es que la prota soy YO porque resulta que mañana 18 de Agosto es Santa Elena y hay fiestuqui.
    Jajajajaa…tengo derecho a mi fieeeeeestaaaaa.
    Me encantais los dos, sois muy buenos debatidores. Me lo voy a pasar en grande en este blog.
    Besos, besos, besos.

  4. Hola Marga, estoy contigo… no me gustan las concentraciones radicales. Pero también tienen el derecho a hacerlo ¿no?… y repito lo que digo, basándonos en el derecho a manifestar lo que les venga en gana… si se van a dejar la pasta, que lo hagan en mi ciudad, me gusta!! ¿a caso estamos para rechazar un millón de personas consumiendo a todo tren?.. no se, en plena crisis, esto me parece genial. Eso si, no estoy de acuerdo con lo que predican ni con sus fórmulas. Hoy el amigo Rouco, ha dicho que el JMJ2011 es una respuesta a los ataques contra la iglesia. Yo digo dos cosas:
    1) si te atacan.. piensa porque. Quizás (lo mas seguro) es que ninguno tenga la verdad, pero ambos tengan fuertes razones.
    2) Si esto es un gran negocio, plan de acción o plan de marketing, dejare de jilipolleces y dilo desde el principio!! no me vengas con el escudo de la fe. Me apesta la forma tan burda de manipular de la Iglesia, eso si, hay que reconocer que en marketing de fidelización son los mejores.

  5. ¡Hola! Me presento: soy una amiga de Elena, compartimos ganas y derechos de fiesta (la que sea y donde sea), pero estoy de acuerdo con ella en que aquí sobramos la mayoría, que no la minoría como el Papa quiere creer. Me asustan enormemente las concentraciones religiosas de este tipo -sean del credo que sean, musulmanas incluidas-, y las observo desde mi agnosticismo como algo que se me escapa y se me escapará siempre de la lógica. De la mía, por supuesto.

    Enhorabuena por saber sacar la parte positiva de algo tan inexplicable. Y tanto gusto, colega bloguero. (Un beso, Elena). 😉

  6. jajaja.. gracias Elena.. pero ves? has caído en la trampa. Estas juzgando porque te sientes excluida. Yo estoy excluido.. NO quiero esa fiesta, pero de tener que organizarse, prefiero que sea en mi cuidad y que se dejen la pasta, que es lo que hace falta.

    Besazo

  7. Tengo derecho a mi fieeeeesta….tengo derecho a mi fieeeeesta.
    Un poco de dinerillo extra no nos vendrá mal y en el peor mes. Pero Ratzinguer echa patrás que te cagas. Parece un portero de discoteca, junto a su compi Roucco. Mil normas para entrar en la fiesta, tú con condon no entras, tú con tu pareja gay no entras, tú que no te sabes el “que alegria cuando me dijeron” no entras.
    Pues yo tambien tengo derecho a mi fieeeeesta y que conste que soy de un lugar donde la religion se viste de fiesta siempre.
    Pero esta no es mi Iglesia, esta no es mi fieeeesta.
    Me voy a dormir, ya está bien por hoy.
    Tú esplendido como casi siempre, Fefo.
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s