Como ya sabéis vivo la gran mayoría del año en Madrid. Es una ciudad que me encanta. Lo tiene casi todo… un montón de gente de mil culturas, un gran sistema de transporte, una sanidad súper decente, infraestructuras de alta calidad… pero también es el manifestódromo oficial de España.

Asumo que protestar es un derecho. Al igual que el de reunión. Soy el primero en apoyar muchas de las protestas que se realizan en la capital.

El problema está en que protestar, ya no es una excepción, si no una tradición. Es algo que se hace casi como el que va a tomar una copa. Es un acto social, una fiesta, una reunión… algo tan inocuo como estéril a no ser que la causa, el momento o los participantes lo secunden.

De derechas, de izquierdas, de las mas derechas de las mas izquierdas, de los parados, de los empresarios, de los constructores, de los agricultores, de los policías, de los controladores, de los pilotos de los personales de tierra, de los chatarreros, de los católicos de los ateos, de los indignados… a tomar por culo!!

No es que no me guste que protesten, es que en el momento que su protesta consiste en vulnerar mis derechos no es una protesta, es un abuso.

Hoy me dirigía al cine en moto. Una marea de unas 2000 bicicletas paseaban por medio de las calles de lo mas tranquilas. No había policía, porque no les da tiempo a organizarse. No es una manifestación, si no una concentración de usuarios de bicicleta… y como estos son a efectos legales vehículos, andaban a sus anchas por las calles de la capital. No se si tenían razón o no..lo que si se es que hoy me he acordad de sus madres.

Al ser un montón e ir de paseo, paralizan el trafico. No respetan señales y si se te ocurre gritar, pitar o sencillamente protestar, se te lanzan de forma violenta gritando e insultando. De lo mas democrático, vamos. Esta actitud es deplorable porque la forma de “protestar” es jodiendo al personal imponiendo sus criterios y exigiendo respeto.

El respeto no se pide, se gana. ¿podéis respetar al que no os respeta?, yo no.

Esta anécdota no es solo de los bicicleteros de pacotilla, me he encontrado escenas muy difíciles de digerir en casi todas de las manifestaciones que he citado.

pero mientras ¿que hacemos los ciudadanos de a pié? protestar por las protestas?. Repito, no entro en que tengas sus arcones o no.. si no en el modo, en la forma y en lo que piden.

Creo que a la hora de protestar también hace falta creatividad y sobre todo efectividad basada en la difusión e un mensaje, no de un cabreo bajado en joder al prójimo, al cual exiges que te entienda… pero tu no tiene ni tiempo ni ganas de entederle a el.

Si todos hacen lo mismo, es inocuo,estéril absurdo y contraproducente… pero como pasa en las mejores fiestas, si participar en gratis y te dan el día libre, pues ale!!

en fin… sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

One comment

  1. Hartita estoy yo de este manifestódromo, en mi caso, más por la falta de información. Nos vendría bien un tablón de anuncios a los residentes para saber si podemos sacar o no el coche o por donde podemos cruzar el Paseo de Recoletos. Necesitamos un bando y un pregonero!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s