Estoy escribiendo desde la barra del Vips. Es curioso como detesto la gestión de esta marca respecto a sus empleados… pero hoy no vengo contra ellos, hoy vengo contra mi mismo…porque yo lo valgo. Hace tiempo que no escribo y creo que merezco un rapapolvos.. Aunque felíz me quedaba con la última, de esta palabra compuesta.

Ando muy atareado tratando de asumir la realidad del menú del día. No paro de dar vueltas a las cosas que están pasando desde hace semanas. Estoy bloqueado.

El bloqueo en si, no es malo. Comienza con una triste sensación de pereza (que traducida al idioma de la realidad, se entiende como miedo a afrontar una realidad). Esta, se reboza con pequeños trozos de apatía (en su defecto usar “desgana”),  mezclar muy bien con un poco de dejadez.

asumiendo el menú del día

El plato en cuestión se tiene que comer bien caliente, ya que de lo contrario, es intragable. Adquiere un color marrón que acompaña a su asqueroso sabor problema bien gordo. Al primer bocado siempre provoca rechazo. A mas dejadez, mas rápido ha de comerse. Tengo la manía de no comer si no de tragar, esto implica dos cosas: una quemadura en la lengua que te impide hablar y te propone hacer… y un irrefrenable impulso de cagarte en todo.

En cualquier caso, la dejadez implica movimiento siempre y cuando se cocine de la manera adecuada y con la paciencia precisa, ya que si no, el plato se llama desidia y es de todos conocidos las terribles alergias que produce esta comida.

A mi, los bloqueos me sirven para apreciar lo bueno del movimiento que tanto me da y que tan vivo me hace sentir… y para aprender recetas nuevas que pronto compartiré a quien quiera probar.

Tengo muchas recetas. Estoy aprendiendo tanto… que me paralizo, me bloqueo necesito asimilar, sintetizar, probar… y ver el momento de poner en práctica un nuevo menú.  Es la rueda de nunca acabar, la puta montaña rusa de mi cabeza, la forma que tengo de aprender y de asumir… es curioso lo bien que se me dan las distancias y lo mal que se me da el trato.

Uno aprene con los años a entenderse mejor y hasta caerse bien… lo malo al caso es que te consientes demasiadas excentricidades que incluso disfrutas, mientras el resto ya ni murmulla, porque te da por perdido.

..sigo.

NOTA: estos días estoy recibiendo un exceso de afecto intelectual. En realidad no es que me moleste, pero sencillamente me parto de risa. No soy nadie a quien seguir, mucho menos a quien admirar. Soy fruto de mis errores y a ellos se lo debo todo. Cuando me piden consejo me veo incapaz de empujar al abismo a nadie… pero si puedo afirmar que si no sentís vértigo al tomar decisiones al menos una vez a la semana, no estáis bloqueados, estáis muertos.

Gracias en cualquier caso

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s