Creo que ya he descubierto la razón por la que no me siento a gusto en estas zonas del territorio español. Es el “más”.

Más coches, más caros, más grandes, más rápidos, más nuevos.
Más negocios, más dinero, más poder, más empleados, más ilegalidades, más listos, más trucos. Más barcos, más gordos, más metros, más eslora, más amarres.
Más mujeres, más jóvenes, más pecho, más labios, más sexo, más envidias, más caras, más putas, más amantes, más regalos, más divorcios, más cuernos.
Más hijos, más lujos, más consentidos, más nanis, más ropa, más coches.
Más… Siempre más.

Pocos son conscientes de que no existe animal, planta o cosa que siempre crezca. O es una aberración o una quimera.
Más siempre más…

Son los mismos que dirigen algunas empresas, cometiendo el mismo pecado mortal: más.
Más de todo, más objetivos, más empleados, más créditos, más bonus, más despidos, más EREs, más sociedades, más desvíos de capitales. Mas… Siempre mas.
Lo que muchos llaman avance, yo llamo enterramiento, pero claro que esta es la humilde opinión de un pobre publicitario que no pudo más con el más y decidió que el objetivo era menos.
Menos vs más.

En realidad parece que se convive, pero es un duelo de recelos constante. No puedo negar que me gusta el dinero, no puedo negar que trato de ganar más, pero si puedo admitir que mi limite esta claro, de igual modo del que el derroche excesivo, publico y notorio, no representa a la riqueza, si no a la pobreza de espíritu, la precariedad emocional y la mendicidad afectiva.

No soy un cura, no seré yo quien tire las piedras. El dinero, la riqueza, el comercio y el consumo son los ejes de nuestra sociedad y los acepto encantado ya que formo parte de ella. Lo que siempre me ha llamado la atención es el derroche de plumas, el exceso de presunción y los bajos perfiles.
Y es que el más, sencillamente no es sostenible…
¿Cuanto necesitas?.. Por mucho que sea, cuando lo obtienes carece de importancia. Por eso cuando alguien presume de exceso, de que le sobra… Tan solo demuestra de una forma muy cara y pueril lo mucho que necesita.

Por eso me llama la atención esta hoguera de vanidades temporal que se llama “Marbella” la cual depende de un recuerdo pasado repleto de riquezas y excesos que hoy añoramos, pero que sin ser lo suficientemente consecuentes pagamos con recortes sociales y retraso social crónico, tratando sin mas de emular aquellos maravillosos tiempos que sin duda, pasará factura a nuestros hijos.

No se si será, el Zen, el minimalismo o sencillamente la simplicidad que invade mi vida y cerebro, pero no puedo evitar salir de un estereotipo para ir a otro: menos es más.
…sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s