Hace ya tiempo que deseché lo grande, lo de repente, los pelotazos, los momentos cumbre o las grandes ideas. Es posible que la edad esté puliendo una parte de mi que siempre esperaba un gran cambio casi por inercia.

No lo confundáis con peder la pasión, la esperanza o la ambición. Estos tres pilares son los que consiguen que me levanté cada mañana pase lo que pase.

No esperar que algo grande suceda, contrariamente de lo que podemos pensar, es un reflejo de consecuencia con la vida. ¿Cuantos de nosotros se han levantado ricos? ¿Cuantos han encontrado el amor de repente? ¿A cuantos se le solucionaron los problemas?… Creo que a muy pocos o a ningunos.

Supongo que hemos preferido escuchar la parte sencilla de la historia en vez de asumir la más compleja: lo grande no viene de golpe, se hace poco a poco.

Hace unos días alguien me llamó perfeccionista. No me suele gustar este tipo de calificativos ya que la gente que es extremadamente perfeccionista, la tengo vinculada al miedo, la falta de decisión y control, por eso no me tome muy bien lo que me dijeron. Pero al reprender sus palabras, esta persona me explico su contexto: eres perfeccionista, no por obsesión (que si), no por control (que también)… Eres perfeccionista, porque nunca te das por rendido, cada día avanzas poco.. Un poco, un poco más. Esto, visto desde una perspectiva cortoplacista, es un fracaso, pero desde el medio plazo, ha avanzado hasta cinco veces más que el resto y al menos el doble de lo que tu mismo esperabas. Esto es lo más bonito que me han dicho en mucho tiempo. Agradezco esas palabras.

Estoy de acuerdo, poco a poco, todos los días.. Se producen grandes cambios. Es el valor de las pequeñas cosas, esas que producen grandes revoluciones que no son tan disruptivas ni tan pomposas como otras… Pero sin dudarlo producen un cambio y una mejora más profunda en los individuos.

20120923-024059.jpg

Hoy he asistido a uno de esos ejemplos, como sólo poco a poco colmado de detalles se ha traducido en algo grande. Es increíble como he podido asistir a la transformación tan profunda de uno de mis mejores amigos sin darme cuenta. Como cada día, poco a poco el amor por la persona que el más adora ha transformado sus vida a algo mejor. Hoy he asistido a la boda de dos grandes amigos.. A los que decir que quiero, se queda muy lejos del profundo respetó y amor que siento por toda su trayectoria como amigos, compañeros, profesionales y lo más importante: personas… Año grande fraguado poco a poco, día a día… Con pequeños cambios.

Espero que algún día pueda poner mi pasión, esperanza y ambición en un proyecto tan bonito y tan profundo como el él e hoy mis grandes amigos han hecho… Aunque soy consciente que eso, tan sólo se logra cada día. Quizás, en algunas zonas de mi vida, sigo esperando algo grande.
¿Quien no?

…poco a poco, sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s