Todos tenemos secretos. No, no me refiero a esos oscuros pasajes de tu vida los cuales no quieres revelar. Me refiero a que todos en cada uno de nuestros días hacemos, decimos, pensamos cosas que no queremos compartir con nadie.

Si ocultación no proviene por ser un hecho vergonzante o terrible.. tan solo obedece al placer de la intimidad. Desde niño he adorado mi intimidad. Nunca me gustó contar toda mi vida a los profesores, de hecho insistía en no decir a que se dedicaba mi padre. Conocía perfectamente su profesión, pero no necesitaba pregonarla. Era parte de mi vida y solo de mi vida. Mas mayor con la pubertad, nunca conté que clase de relación tenía con las chicas… si era mera amistad o amor pasional. En esa época de mi vida fui consciente de que los secretos mal contados (los que desvelan otros, siempre están mal contados por definición) pueden convertirse en grandes mentiras. Era un gran galán!! según todos.. cuando tan solo era un buen amigo para muchas de mis amigas.

Con los años te haces maniático. Para alguien que vive sólo, este hecho es casi una obligación. Mi manía es mi intimidad.. y esta, es mi secreto. No tengo nada que ocultar (o si) no tengo nada que mostrar (o si).. en cualquier caso lo que haga o diga es cosa mía.

ciberfefo. alguacilEl ingrediente que hace que el secreto se convierta en mentira es la curiosidad… y esta aderezada con la falta de respeto y sazonada con el ego de saberlo todo, dan como resultado una gran mentira.

Reconozco que soy víctima de mis mentiras. No las que digo (pocas) si no las de mis secretos. Por lo general toda esa gente que se obsesionó por saber mis secretos obtuvieron sus mentiras. No se si tanto por la decepción de la realidad o bien por tratar de aportar luz a donde no la hay.

Es justo esa gente la que de primera mano nunca me ocultó nada. tan solo me mintió. Es esa gente la que hoy me dice tu secreto por mi mentira…. No es un buen trato traficar con productos completamente diferentes.

Tras la mentira, queda la decepción.. y tras esta.. nada. Al menos para mi.

Se que resulta tonto, pero prefiero ser un tipo con muchos pequeños secretos por desvelar, que alguien con muchas mentiras por descubrir. Ambos son misteriosos. Ambos intrigantes… pero solo uno causa daño.

…sigo

 

NOTA: no respetar los silencios ajenos. No respetar la falta de información preguntando a terceros (a pesar de pasar tiempo con esa persona) puede que no cause una mentira, pero desde luego es siempre una enorme falta de respeto. SI algún día alguien no te cuenta algo, o te lo cuenta por partes… en vez de tratar de descubrir el resto de la historia, trata, sencillamente de escuchar lo que te que cuenta. Es una demostración formal de confianza. No la rompas

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s