Huele a cerrado. Un ambiente cargado y denso impregna el aire. La humedad es tan grande que cuesta respirar y parece que algo muerto me espera debajo de algún mueble.
Abro las ventanas, cambio las sábanas. Nada. Todo sigue igual.
Ordeno el armario, hago la colada, limpio la casa… Lo mismo.
No se que demonios hace que este ambienté sea tan denso. Pinto las paredes, cambio los suelos, incluso muevo los muebles de sitio. Ningún resultado.

No es nada de eso.

Cerrado, blindado, incomunicado… Cerrado. Es mi cabeza, mi cerebro.
Tanto que lo que huele de ese modo es este blog. Hace semanas que no lo actualizo y hace semanas que no me dedico a pensar, tan sólo en actuar.
Muevo ficha, duermo poco, trabajo demasiado, pienso en exceso y me mato a hacer ejercicio para volver a la casilla de salida descansado el día siguiente.

Nadie habla de esto. De mantener, de sostener, de levantar.
En una sociedad dominada por tweets, que no son más que suspiros momentáneos fáciles de olvidar, que sin embargo con la repetición cobran sentido y por lo tanto realidad, no paramos de escuchar cosas como: “moverse en la zona de confort, emprender, empezar, revelarse, movilizarse, estar o morir, evolucionar o no existir, construir, inventar, revolucionar, imaginar…

Se habla tanto del cambio, del futuro, de lo que vendrá, que me parece evidente que viven en una fantasía. Una fantasía que a base de repetición se hace real y que impulsa a muchos a seguir soñando. A esta última frase, muchos dirán: “seguid soñando” y lo suscribo… Con un apunte: “seguid soñando, dejar de decirlo y empezar a hacerlo”.

Vivimos en la sociedad de la frase fácil, del impulso fatuo, de las intenciones más que las acciones. No crítico lo primero, tan sólo la falta de los segundo.
Es de eso de lo que no se quiere hablar. El trastero de ilusiones, el almacén de trabajo y las paredes pintadas de marrón. Se llama día a día.
No veo que nadie hable de lo exhausto que resulta mantener (ya no digo levantar) un proyecto. No leo nada sobre lo ardiente (por no decir quemado) que resultan algunas relaciones personales. No veo la palabra decepción por ningún tweet… Y creedme que es una palabra muy habitual y necesaria para evolucionar.

Se ensalza el triunfo por encima del trabajo. Lo rápido por encima de lo lento. Lo grande por lo pequeño. Se mitifican los grandes y revolucionarios productos y no los de siempre. No niego la grandeza de unos por encima de la de otros. Tan sólo evidencio que para que los grandes existan hacen falta muchos de los de siempre.
Yo no busco un gran triunfo. Tan sólo un buen trabajo, que me haga evolucionar personal y profesionalmente. No quiero un crecimiento rápido. Es como un orgasmo, igual que viene se va… Prefiero lo lento, lo trabajado… Lo que siento día a día. No quiero pertenecer a nada gigante. Ya lo hice y no conocía a quien dirigía el destino de mi vida ni la de los míos. No niego que me encantaría revolucionar mi sector, pero asumo que para ello, hace falta mucho trabajo consistente, diario, con sentido y alargado en los años.
Y pese a todo esto… Nadie, nadie habla del fracaso. Más necesario que el propio éxito, ya que es con el único que aprendemos algo.

Como veis, no son tiempos sencillos. Tampoco los esperaba. Son momentos de decisiones, de avance y de asumir lo que eres capaz de hacer y lo que no puedes manejar. Son momentos de esfuerzo. En realidad nunca dejaron de serlo.

Soy una persona muy frágil y carente de una inteligencia privilegiada. Mi único mérito es el trabajo diario, la rutina y la testarudez. Por eso cuando las circunstancias tornan grises, complejas y muy inestables, tiendo al aislamiento por mi necesidad de sintetizar todo lo que pasa por mi cabeza. Hasta qué no esta claro, no soy capaz de escribirlo.
Por eso, huele a cerrado.

…sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s