No se si he lo he mencionado alguna vez, pero me pagan por dar conferencias. Por lo visto hay gente que ve interesante lo que digo y como lo digo. Hablo principalmente de lo que se: comunicación, tecnología, relaciones humanas y empresa. Lo separo porque da más de si. En realidad todo es lo mismo.

Empecé a dar conferencias hace ya cinco años. Soy un obseso en estar al día, actualizado e informado. Es la única manera que conozco de tener una opinión crítica constructiva. Lo demás es “sálvame”…o lo que es lo mismo hablar por hablar (ruido). En aquella época, eclosionaban las redes sociales en España y Europa y había congresos por todos lados. Me fui a la mayoría de ellos en busca de respuestas e inspiración, pero como ocurre casi siempre en la vida cuando idealizas algo, si lo tienes lo suficientemente cerca, le pierdes el respeto.

Preparar es cuestionarse uno mismo
Preparar es cuestionarse uno mismo

Me dedico a la publicidad. Realizo personalmente una media de cuatro presentaciones a la semana. Cada una es diferente, cada proyecto distinto y la forma de contarlo también. Esto te da la suficiente visión “critica” de lo que es una presentación y lo que es un buen presentador. Reconozco que he conocido gente brillante, pero muchos mas vendemotos, gente aburrida que no se creen ni ellos lo que están contando. Es entonces cuando te viene a la cabeza esa maravillosa y arrogante frase: “eso lo puedo hacer yo mejor”. Error.

Dar una conferencia es un acto de respeto con el público (que ha pagado o se ha molestado en asistir, cuando no las dos cosas a la vez). Dar una conferencia es un acto de respeto con uno mismo, porque no todo vale. Pero sobre todo dar una conferencia es un acto público donde prima el entretenimiento. Cómo lo hagas ya es cosa tuya. Hay gente muy seria que es capaz de sostener esa solemnidad durante horas. Hay otros que se parecen más al club de la comedia… y son capaces de enseñar mucho de ese modo. Yo la verdad es que depende del día en el que me pille. No soy capaz de tener un estilo. Estoy aprendiendo.

Lo que mas disfruto es el proceso de creación. Siempre empiezo de cero, con lápiz y papel. Como no soy un buen speaker, compenso mi falta con pasión y una potente presentación. Diseño, mensaje e imagen son esenciales. La gente piensa que soy muy “tecnológico” pero en realidad todo pasa por lápiz y papel.

Comenzar una presentación es cuestionarte a ti mismo. Es agonizar a cada paso, es dudar de cada decisión. Para esto no soy constante. Necesito parar, seguir, curiosear.. seguir. La “perdida” de tiempo es esencial para mi. Es parte del placer. No se si es el espacio de tiempo o sencillamente el desviar al atención hacia otro lado lo que hace que cuestiones lo que has hecho durante las dos ultimas horas.  Aveces se hace cuesta arriba, otras me pierdo en la materia, el tiempo no existe. Es un placer

No solo es el contenido, la información, es como lo vas a contar, con que lenguaje, con que imagen… preparar cada detalle a veces se hace un poco enfermizo, pero reconozco que es un proceso muy estimulante. En estas a veces me pierdo, el tiempo se me acaba y  todo está por hacer. es una sensación muy agónica porque necesitas hacerlo perfecto. Dar riendas a la perfección es dar alas a mi enfermedad mas profunda. Quizás es la única vía de escape que tiene la pobre.

Al final siempre sale todo bien. Da igual lo que digas porque siempre puedes matizarlo. Da igual como, porque la experiencia de protege. Solo importan dos cosas: que la gente vea las cosas tal y como tu las compartes y que en todo el proceso se disfrute lo máximo posible. Lo demás son historias.

Lo dice alguien muy perfeccionista, muy obsesivo y que se permite poco margen de error. he escuchado historias gente que está meses ensayando, otros que tienen a un grupo de personas exhaustas preparando contenidos… los peores imitan a gente psicótica como Steve Jobs olvidando que este tipo a parte de un genio era un gilipollas. Para mi todo se resume en divertirse. Si no has disfrutado en el proceso y en la conferencia, ha llegado el momento de plantearse las motivaciones de tus actos.

Me gusta decir lo que pienso. Nunca me han cortado una frase (bueno si, pero al final siempre la pongo). Me gusta provocar sensaciones. Me gusta que la gente recuerde. Me gusta que no se queden como si nada. Me gusta que busquen en internet mientras hablo…provocar una reacción. Cuando quieres generar una mayor reacción (como siempre en la vida) tienes que hacer un mayor esfuerzo. Si fuese fácil lo harían todos ¿no?

…ale todos a dar conferencias.

…sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s