Así lo dicen algunos. En realidad un montón de ellos, pero se equivocan son 39 los que me han tocado cumplir.

Los años pasan, es inevitable. Lo puedes pelear o aceptar, pero como siempre en la vida, hay días que lo uno se cruza con lo otro sin darte cuenta. Siempre pensé que los 40 son muchos años, pero nunca me imagine con esa edad. Quizá por eso, no tengo sensación de derrota, tiempo perdido o ansiedad. Los 40 son los 40, pero que coño yo tengo tan solo 39. ¿Que no falta mucho?… en ese caso ¿serías capaz de perder un año de tu vida?… yo no, vamos ni un minuto!, así que no me vengáis con que es lo mismo.

Un año da para mucho y si me pongo estupendo, este 2014 ha dado para casi todo. Salvar situaciones insostenibles, amortizar proyectos quebrados, contratar personas que ni conocía, realizar proyectos que ni soñaba, aprender tantas cosas, leer tantos libros… pero sobre todo este año me ha dado para rendirme a tus pies.

Lo empezamos a trozos. Soy una persona muy práctica (cobarde) y en el amor no voy a cambiar ahora. Así que si algo pinta complicado, lejano y demasiado bueno como para ser verdad (y darme una buena hostia de paso) pues lo dejo. Dejado estaba, pero tu no te ibas, pero es que tampoco yo lo quería. Entre susto y susto este año lo llevé mejor porque tenía un escape.. Berlín se convirtió en misitio de mi recreo, mi fantasía erótica, mi momento de paz, mi “que os den”. Todavía no se como tenía el estómago de viajar alegremente con la cantidad de problemas que me dejaba en España. Bueno si lo se, mi razón eras tu.

Me di cuenta que algo no marchaba bien en mi plan magistral (otro de tantos) cuando un día al dejarte atrás de regreso, sencillamente rompí a llorar. Creo que nos pasó a los dos. No era separarnos, no era el extrañamos, ni era el desearnos… era que no podía soportar despertar sin ti a mi lado. Es ahí cuando realmente ves los años pasar. Con 39 uno sabe lo que es y lo que no. Lo que piensa y lo que no… pero sobre todo sabe a quien ama y a quien no, y niña a ti te quiero con cordura  que ya la locura se la dejamos a los menores de 30.

Entre campaña y campaña, proyecto y proyecto, entre días que no se ni como han pasado un día me dijiste “no te preocupes por nada, si todo sale mal nos tenemos el uno al otro”. Y es que por primera vez en mi vida alguien me dio la seguridad de su palabra, y la promesa de cumplirla. Todo se acabó arreglando (Y como!!) vale que soy un tanto melodramático con estos temas, pero lo mejor es que tu seguías ahí. Ahí aprendí que el tiempo es relativo y los problemas concretos. Emplear más tiempo en lo primero para resolver lo segundo, tan solo lleva a empeorar las cosas. Supongo que algunos dirán que es madurez, llegados a este punto yo lo llamo muro. Uno de esos con los que tienes que golpearte mucho y muy fuerte muchas veces para poder vencerlos.

Con 39 uno sabe lo que es y lo que no. Lo que piensa y lo que no… pero sobre todo sabe a quien ama y a quien no, y niña a ti te quiero con cordura

Al final te plantaste aquí. Mi casa ya no es mi casa, es nuestra casa. Mis cosas ya no lo ocupan todo. Mis gatas son nuestras niñas. Mi madre tiene una ilusión y mi padre una buena amiga. Las cosas ya no son como eran, es obvio. Muchos se quejan de la convivencia, otros se escapan cuando pueden. Los hay incluso que llevan doble vida. Lo sé porque he participado activamente de todos esos colectivos antes, pero es que he aprendido que la convivencia no requiere esfuerzo, ni paciencia ni pasión… la convivencia es o no es. Eso si, si es.. es muy divertida.

He tratado de viajar mucho contigo a ver si al ver mundo, te das cuenta de lo aburrido que soy. He tratado de discutir, pero contigo poco se puede y cuando se puede, como que prefiero no discutir. He tratado de trabajar más de la cuenta, pero siempre quiero regresar a casa pronto y verte. He gastado mucho para que cuando me falte te decepciones, pero ni me has dejado hacer lo primero ni te he dejado lo segundo.

…Casi cuarenta dicen algunos. ¿Y me quieren hacer perder todo esto?. Entiendo que para muchos es un trago, un cambio, pero para mi no es más que la confirmación acertada de muchos años de equivocaciones. Por primera vez me siento lleno, seguro, fácil y muy afortunado. Una gran parte me lo curro desde hace muchos años, de dentro a fuera, cada día. Es obsesivo. Pero otra gran parte eres tu mi draga.

Si cumplir 39 años es así, estoy deseando llegar a los 40… y es que las grandes cosas en la vida se hacen esperar (y ganar).

…sigo

 

NOTA: por cierto, ¿que os parece el nuevo aspecto del blog?

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s