No me quejo pero me cabreo, que al caso es lo mismo pero de otra manera. Entre queja y queja, cabreo y cabreo tan solo siento que se me escapa el año.

Es llegar diciembre y pensar en enero. Ponerte en enero y planificar marzo. Prever marzo para pensar en Abril. Cuando tu presente tan solo vive imaginado el futuro y apremiado por su pasado es que tienes problemas o sufres ansiedad crónica. Para ser justos me quedo con un poco de las dos que no me viene mal repartir a estas alturas.

Acabar uno de mis libros (tengo la manía de leer tres al mismo tiempo) y pensar cual será el siguiente. El siguiente del siguiente y así en un bucle sin fin que se traduce en la montaña de libros junto a mi cama. Un recordatorio de que el tiempo el limitado pero yo más. Ironías de la vida, cuanto más leo, más quiero, pero es que se me acaba el año.

¿Os he dicho que tengo una maleta preparada permanentemente? viajar a Barcelona ya no es viajar. Recorrer Europa es un mal hábito y saltar algún que otro océano es un pasatiempo. Trabajo o placer, ¿que más da? viajar es viajar, es encontrarse con uno mismo, es pensar en tus cosas en la distancia, es tomar notas, leer libros revistas, es la única perdida de tiempo que me sale rentable, pero por mucho que viaje, siempre necesito más. Pero a estas alturas, se me acaba el año.

Es llegar la navidad y acomodarme en el estrés. Por si fueran pocos las prisas de trabajo, los cierres de año y las peticiones de última hora (benditas ellas siempre), también se juntan las comidas, las cenas, las copas y su puta madre. Cuando te levantas junto a tu resaca, te viene a la cabeza eso de que los reyes son los padres. Que gran mentira. Los reyes son los hijos, los hermanos, las novias, las suegras y algún amigo despistado. Diciembre es compromiso. De compromiso en compromiso saltamos con la sonrisa obligada al principio y la carcajada espontánea al final. Que jodido es diciembre, pero que bien lo pasa uno. Cuando te quieres dar cuenta; se te acaba el año.

Cuando me pongo a dibujar no dibujar, tan solo pienso la cantidad de dibujos a medias, de ideas en la cabeza y de que eta es la mejor manera para que mi cabeza se quede sin ideas. Lo mismo me pasa con las fotos. Tanto disparar con “cabeza” y menos con el dedo.. que me he quedado sin lo uno y sin lo otro. La culpa la tiene el iPhone es que te quita las ganas. Es como andar con una Polaroid por ahí todo el día y cuando llega el momento como que te da pereza. Sin embargo hay días que te da, que no lo puedes evitar. Que tu cabeza no da para más que para dibujar o para fotografiar (para evadirse, que es lo mismo)… y eso días son maravillosos tanto que te falta el tiempo porque inevitablemente a estas alturas..se me acaba el año.

Tan solo hay un aspecto el el que cuando se sacaba el año lo agradezco de manera desmedida: la tele y el cine. Lo primero no me da muchas alegrías, soy de los que no pagan cable, pero es que tampoco me paso mucho tiempo delante de la tele. Eso si, hay que reconocer que en navidad lejos de ser una programación mala, se convierte en un castigo a toda la sociedad generando el impulso de que vuelvan a leer libros. Lo malo es que como siempre pasa, la gente hace lo que le viene en gana y se lanzan a las redes a comentar lo malos que son los programas. Vamos que si no quieres café, toma dos tazas. En el segundo caso, lo navideño, los papás noeles, y un montón de dibujos animados invaden las pantallas de cine. Eso y hordas de niños chillones y papás mal educados. Las salas de cine se convierten en lugares prohibidos, ya no por el precio y por el aparcamiento, también para la paz interior. Sin embargo si recuerdo lo visto y me pongo a pensar lo que quiero ver, no lo puedo evitar, es algo que se me escapa… el año se me va.

Con estas y con todas no aprendo oye. Me sigue dando por hacer planes, por soñar el año que viene y por cerrar el que nos deja. No se, es como si al poner más tareas, uno, hiciese más. Aunque es así, tan solo quiero parar un poco, plantearme que diciembre no es Enero y que todavía queda mucho por hacer, más por vivir y un montón por disfrutar. Entre otras cosas, escribir un mínimo de un post semanal que es lo que me he propuesto.

A todo esto ¿os gusta el nuevo blog?

…sigo

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s