Tengo tres presentaciones, dos informes pendientes y más de 20 correos por contestar. 7 viajes, 12 reuniones previstos, tres campañas por revisar y tres comidas por cerrar. Dos capítulos por escribir de un libro por empezar. Tengo 3 semanas para encontrar 6 nuevos clientes, hacer que paguen otros 10 y tratar de empezar ortos 4 proyectos.

Parecen un montón de cosas, pero en realidad no es nada. No se trata de lo que haces, ni si quiera de lo que dices que haces, tan solo lo que consigues hacer y del valor que le das.

Poseo un carácter marcadamente cíclico. Tengo periodos en los que la cabeza me funciona muy bien, pero otros en los que apenas funciona. El problema es cuando lo segundo se alarga más que lo primero. Todo me distrae, miro a cualquier parte menos a donde tengo que mirar. Parece que mi cabeza decide escapar de su realidad para cambiar la mía.

Bloqueo lo llaman algunos, “el síndrome de la página en blanco”, los más poéticos. Jilipolleces, los más duros. Hace ya tiempo que decidí no juzgar ciertos aspectos vitales (creedme, libera mucho) para tratar de comprenderlos. Nos pasamos el día juzgando; política, políticos, jefes, amigos, Gran Hermano, los comentarios de Twitter, los post del gurú de la semana… juzgar es sencillo, una simple sentencia sin la menor consecuencia. Pero cuando se trata de nosotros mismos os aconsejo un poco de ese respeto y atención que no le damos a los demás. Empezar por uno mismo es el primer paso para aportar al mundo. No es una cuestión de solemnidad si no algo relacionado con el resultado.

¿Que hacer cuando no se te ocurre nada?, hay mucha literatura, metodología, teoría y demasiada practica. En realidad es como el sexo, todos tienen sus rituales y teorías (y fantasías), pero es que a mi no me funcionan, me siento falso, ridículo e inoperante. No me va. Una vez más regreso al origen del problema: la cascada me desborda. No se por donde empezar y empezar es una odisea. Mi cabeza se distrae y con ella mi realidad.

Otro factor clave en el asunto es que no soy un artista, tan solo un publicitario. Alguien quien pagan para que venda más y mejor los productos de un tercero. Alguien quién en el mejor de los casos creará una gran campaña y esta desaparecerá en meses. Así de simple, así de cruel, así de efectivo. Esta bajada a la tierra hace que toda la nube artística y bloqueos caiga por su propio peso. Ejecución, eso es lo que hace falta.

Mientras mi parte más racional me dice esto, la emocional se distrae leyendo ese libro que tienes pendiente desde hace meses y que hoy de pasada he abierto con la sorpresa de ser un relato brillante. Cuando mi cabeza más responsable me dice que se me acaba el tiempo, la irresponsable se pasa una hora dibujando (..y que gran dibujo!). No os equivoquéis no es algo de ahora, me pasa desde niño.

Recuerdo los exámenes. Esas aburridas pruebas donde contaba más la capacidad de memorización robótica que la racional. Donde los datos mandaban más que las soluciones. Ahora que lo digo, una vez que te haces adulto, la cosa no cambia tanto, ¿verdad?. Pues bien, volviendo a los exámenes, recuerdo que leía los temas de forma desinteresada. La literatura pedagógica es lo más coñazo del mundo y claro, que ¿hacía yo? dibujar. En realidad no dibujaba, escapaba de mi estrés de mi bloqueo de mi ansiedad por hacer las cosas como se supone que tienen que ser.

La niñez es, en cierto modo más sencilla, hacer las cosas “bien” consiste en superar las expectativas de otros. Con bajarlas un poco a principio de curso, el resto del año podías vivir de manera muy tranquila. Pero cuando te haces adulto, las expectativas se hacen propias y esas sí que son jodidas de bajar. En mi caso, os juro que ni se cuales son. Tan solo se que ese no es el enfoque correcto. Son los resultados los que cuentan. Ya no vale el “lo importante es participar”, eso no paga mis facturas.

Volviendo al asunto principal; aquí estoy escribiendo un post mientras mi agenda no para de recordarme que mañana tenemos una presentación de las gordas. La distracción es necesaria. Es una manera de generar patrones de producción. A veces lo más importante no es hacer lo que dice tu agenda, si no lo que te pide tu cabeza. Las ideas y enfoques más interesantes siempre los he sacado de esos momentos. Mi cerebro se bloquea y se pierde con facilidad, pero si no fuese así, seguramente no haría lo que hago. Tengo el lujazo de trabajar con la gente que quiero. Personas competentes y creativas. Lo mejor, diría yo. Lo único que yo puedo aportar es una visión diferente de las cosas que parecen ser de un solo modo. Nuevas perspectivas.

Cuanto menos me pierdo menos perspectivas ofrezco y más patrones repetimos. Es matemático. Hasta que llega ese momento que mi propio organismo identifica con ansiedad, mal estar, mal genio. La cabeza no está donde tiene que estar y es cuando buscas las referencias más dispares. Si esto es así, ¿Cuando uno está realmente perdido?. ¿Cuando lo parece o cuando lo está?

Perder el norte es fácil cuando las cosas van bien. Uno trata de repetir una y otra vez lo que ya sabe, esperando resultados equivalentes. Lo malo al caso es que ese, es el cáncer que mata cualquier cosa en la vida. Por eso cuando me bloqueo y no puedo pensar, sonrío y espero otra vez cuestionar casi todo lo que tengo por delante.

En realidad no es tan mal invento eso de distraerse, siempre y cuando llegues a tiempo con tus obligaciones. Siempre extrañaré tener más tiempo para perderme, más gente para que me encuentren y más medios para todo lo anterior, pero la realidad es al que es. No puedo dormirme en los laureles, tan solo olerlos de paso. Por cierto, que fácil resulta escribir un post cuando este es una escapatoria a una obligación. ¿no?

…sin que se me ocurra nada, pero cuestionándolo todo… sigo.

 

Si te gusta lo que escribo puede que te horrorice lo que pienso, compruébalo en  twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s