La sensación es ambigua. Más que cansancio, agotamiento. Más que activo, eufórico. Tengo la horrible sensación de que se me escapan los días de las manos, sin embargo basta mirar un día cualquiera en mi agenda para darse cuenta de que una vez más mi culpa gana a mi complacencia, pero que se le va a hacer, soy así.

Levantarse a las 5:20 am tras acostarme el día anterior a la 1:00 am empieza a ser un mal vicio. No me cuesta dormir poco cuando es entre semana. Coger el tren a BCN de las 7 am, aprovechar dos horas de trabajo (no puedo evitar la cabezada inicial), tener dos reuniones, un concurso, una comida, una revisión de proyecto, mil llamadas, cientos de correos, escribir algún texto, esbozar alguna estrategia, reunirme con proveedores. Mi agenda está lejos de echar humo, está impregnada de napalm.

No es para menos, el trabajo en la agencia es un no parar. Más proyectos, más interesantes, más complicados. Más gente, más compromisos… y algún que otro disgusto. La gente mide el éxito por los números de la cuenta bancaria. La mía está en bragas, pero la sensación de levantar una agencia de publicidad en plena crisis con un equipo de gente que siempre he soñado, es un lujo. Si a eso le sumamos un nuevo “gran” proyecto que pronto sale a la luz, el tiempo se te escapa…

Tan solo quedan momentos “propios”. Para mi es el ejercicio, del duro, del que uno pierde in kg de agua cada vez que se mete en el gym. No es cuestión de músculos si no más bien una forma barata de evitar un psiquiatra. Estar dos horas (a la hora que sea) haciendo crossfit con el método del animal de Maganiello es algo que escapa a la lógica, pero que se acerca mucho a lo que llaman meditación. Es algo que me resulta tan duro que estar dos horas y terminar el entrenamiento, requiere una concentración absoluta, o acabarás haciéndote daño (de hecho estuve en diciembre 2 semanas en la cama). Eso si, los efectos son renovadores. A parte de la evidente adrenalina y dopamina, se consigue parar el ruido diario. Y creedme que lo necesito.

Tan solo espero que la mujer más maravillosa del mundo me entienda (que lo hace) y aunque me de ánimos y me empuje a más y mejor cada día, no puedo esperar a que ella esté pronto también en esta guerra. Os advierto que ella es más dura que yo.

¿Que coño hago yo escribiendo a las 00:44?… supongo que repasando mi agenda y convencerme de que los días son productivos (mucho) que las cosas van saliendo (aunque cueste más de lo que me gustaría)… y que esta semana me quedan tres campañas por presentar (ojo que es lunes)… y este finde vuelvo a trabajar porque la semana que viene me quedan otras tres. Así que tras esta labor de auto convencimiento, me voy a la cama que hoy duermo (al menos) dos horas más. Así que mañana más y mejor.

…sigo

Si te gusta lo que escribo puede que te horrorice lo que pienso, compruébalo en  twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s