Valor a la baja, perdida sin  futuro ni redención. La sonrisa ya no es lo que era, hoy casi no vale nada.

Según los expertos, la paulatina devaluación de la sonrisa tiene sus principales causas en su especulación prolongada en el mercado de las relaciones humanas, el cual ha proporcionado grandes beneficios durante mucho más tiempo del esperado, sin invertir nada en su expansión y consolidación.

Una burbuja en toda regla, como las puntocom, como el mercado inmobiliario o las ayudas europeas; Todo el mundo quiere un beneficio rápido a costa de inflar, explotar y dilapidar el valor real del sujeto. A nadie le importa el largo plazo, el mañana, no digamos ya el futuro.

Por su estructura, objetivos y filosofía las sonrisas, aunque fueron utilizadas inicialmente de forma espontánea e inmediata, tiene un efecto directo que refuerza las relaciones humanas al instante, derribando barreras entre las personas. En sus inicios, las sonrisas eran honestas, puras, sanas. Hablamos de las verdaderas sonrisas, alegres de corazón, que nacían desde dentro y se expresaban hacia fuera. Esas sonrisas si que conseguían buenos resultados. Valían tanto como las circunstancias en las que se utilizaban, siempre para reforzar, para arropar, para consolar y celebrar. Nobles sonrisas para nobles causas.

Tanto era su valor que todo el mundo las quería. Es cuando se empezaron a exigir sonrisas por doquier, todo el mundo quería una para cada momento del día. Claro está que las  sonrisas honestas necesitan una gran pureza para producirse, por eso  resultó muy difícil cubrir la creciente demanda. Es cuando  alguien se planteó su producción en masa, alterando su materia prima e invirtiendo el proceso de producción. Cuando antes se necesitaban sentimientos profundos para generar una sonrisa, hoy tan solo necesitas una circunstancia pasajera. Cuando antes se producían desde dentro de la persona hacia fuera, hoy el proceso es a la inversa.

Una vez conseguido ese propósito y contentar a los mercados decidieron expandir sus objetivos. “Más sonrisas, más baratas” era su slogan. Empezaron a producir sonrisas para casi todo a un coste mínimo, casi cero. Eso si, la calidad de las sonrisas se devaluó tanto como los costes de producción.

Hoy en día las sonrisas ya no valen nada. Otro lamentable ejercicio de especulación, de abuso de lo bueno, de explotación de lo puro.

Dicen por ahí, que de vez en cuando, lejos de las ciudades, de las grandes aglomeraciones sociales, se ve una sonrisa de verdad. Una honesta, pura, que reconforta y que no cobra nada al recibirla. No se si son mitos o se basan en historias reales, pero si es cierto lo que dicen, todavía se pueden tener sonrisas de verdad. Tan solo depende de nosotros, no de los demás. Porque no es lo que eres, tienes o has hecho en la vida lo que importa… tan solo como te sientes con ello.

Por eso estoy decidido a regresar al mercado tradicional, al de verdad. Se que tiene menos negocio, que muy poca gente lo aceptará. Sin embargo el que lo haga, demostrará conocer el valor de lo humano, de los sentimientos y las relaciones, la pureza de lo honesto y la belleza de lo cercano. Solo con que una persona acepte una sonrisa así y yo sea capaz de producirla, todo habrá valido la pena.

…sigo.

Si te gusta lo que escribo puede que te horrorice lo que pienso, compruébalo en  twitter, o bien ver mi página web

NT: Imagen de cabecera extraída de “50 faces project“que realicé hace ya  casi 7 años. La chica de la foto tiene una de las sonrisas más bonitas y reconfortantes que he conocido, pero en esta imagen le saqué una maquiavélica que he querido recatar. Nada que ver con ella que es en si, una de las mejores personas que he conocido.

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s