Que le voy a hacer yo a estas alturas. Hace mucho tiempo que dejé de castigarme y aprendí a aceptarme. Es algo que llega con los 40.  eso y un montón de canas. No se puede evitar, empiezas a darte cuenta que ciertas cosas no son esporádicas. En mi caso mi ciclotimia es ya una mascota más. Unas veces la domino a base de cuidados. Otras, cuando trato de olvidarla, me da de bruces en la cara de manera vengativa.

Escribir no es algo que me guste. Es algo que me aclara. De algún modo me cuesta horrores empezar, pero me cuesta más dejar de hacerlo. Si no llevo al día mi escritura, lo más seguro es que pronto explote algo en mis narices. De hecho es lo que está pasando ahora. Justo en este preciso momento.

No ha sido un año duro. Ha sido intenso, divertido, ajetreado, agotador, mágico, esencial… Pero no me ha resultado duro. Si os digo la verdad por primera vez los cambios han sido en todos los aspectos y el resultado es que todos han sido buenos. ¿Suerte, pericia o paciencia? la respuesta depende de quien decida la respuesta.

Escribir no es algo que me guste. Es algo que me aclara”

Demasiadas cosas despiertan en mi una amalgama de sentimientos y sensaciones contradictorias. Por lo general, al escribirlo le quito gran parte de su fuerza a los problemas. Pero cuando hay más acontecimientos que letras, mi cerebro se queda distraído buscando por ahí lo que no encuentra en casa. Libros, revistas, blogs, vídeos… nada. Se aprende mucho, eso si, pero no me acercan a explicar lo que verdaderamente pasa por mi cabeza.

También está el componente privado. Desde hace tiempo no comparto nada que tenga referencia directa a mi día a día. Hablo bajo el prisma de la reflexión y no del impulso. Y cuando ambos me los paso por donde me da la gana… lo escribo de tal modo que solo quien yo quiero entiende el texto. Pero escribir así, a veces es como no escribir. La dureza de las palabras bajo la influencia de los acontecimientos es algo que no puede compararse con la narrativa reflexionada.

Las letras me ayudan a explicarme, a entenderme, a expresarme, a centrarme… y a ejercitar un músculo esencial para lo que soy: la cabeza.

Son muchos años los que he pasado confundido pero con las ideas muy claras. Hoy que gozo de algo de razón, os digo que a veces es bueno volver a estar perdido”

Por eso cuando dejo de escribir, o es algo muy bueno o algo muy malo. Que mi empresa cumpla sus primeros 5 años, que mi padre y yo decíamos montar otra, os juro que me llena mucho. Pero haberme casado con la mujer más interesante de la tierra y que me haga padre en breve… eso si que vale la pena una buena callada!

Son muchos años los que he pasado confundido pero con las ideas muy claras. Hoy que gozo de algo de razón, os digo que a veces es bueno volver a estar perdido. Aunque sea por cosas buenas. De ese modo y solo de ese, se analizan y ordenan los pensamientos y se entienden los sentimientos. Es algo que aprendí hace tiempo.

Por eso poco a poco, trato de volver a perderme entre mis letras y distraerme en sus palabras.

…sigo

Si te gusta lo que escribo puede que te horrorice lo que pienso, compruébalo en  twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s