Como muchos sabéis hace un mes (más o menos) nos llegó nuestro propio modelo de “bebé”.  Ese esperado “device” del que muchos hablan pero pocos tienen experiencia. Pues bien, treinta días han sido suficientes para poder hacer uso del mismo y poder compartir mis impresiones. Así que ahí va:

Baby Unbox:

  • Lo primero que te llama la atención a la hora de tener un bebé es el tiempo de espera entre que haces el pedido y te llega el bebé. Nueve meses me parecen excesivos y que sin duda hacen que incluso a veces te olvides, comprando viajes o incluso planificando. Si a la hora de comprar un iPhone tuviese que esperar 9 meses, seguramente ya me hubiesen sacado un nuevo modelo. Y es ese precisamente uno de tus miedos, que tu pedido inicial se quede obsoleto antes de llegarte a casa. He de comentar al respecto que esto depende de los usuarios no del fabricante.
  • También estoy muy descontento con el diseño de producción. Salvo Ikea no conozco otra marca que a la hora de comprar uno de sus productos, tengas que montarlo tu mismo. En este caso he de advertiros que este menester depende en exclusiva del sexo femenino. La falta de opciones al respecto resultan frustrantes, pero a la hora de hacer el pedido, es la única opción. Tampoco advierten que en el citado proceso, la mujer sufra cambios físicos extremos debido al render del propio bebé. Afortunadamente son reversibles, pero creo que es algo que todo el que haga su pedido tiene que tener en cuenta debido a la precaución y al cuidado de la misma.
  • Una vez llegada la fecha de entrega, el unboxing es algo extravagante. Muchos dicen que es precioso, otros que un “milagro”. Como nunca me he fiado de los fanboys, me propuse estar presente en el proceso y tan solo puedo definirlo como “jodido”. No se a que animal se le ocurrió que expulsar el render por orificios diseñados para otros objetivos, pero lejos de “optimizar” el espacio he de decir que hacen un flaco favor a la mujer que ha estado 9 meses produciendo.
  • Una vez extraído, es recomendable limpiar concienzudamente al bebé, no sin antes
    Mi preciosidad
    Mi preciosidad

    desconectarlo del cable al que está sincronizando con la madre. El bebé sale sucio, pringoso y ensangrentado. Sin duda una falta de cuidado a la hora de la entrega, puede causar una gran impresión. Una falta más del mimo por el detalle de la marca. Ya en tus manos no hace falta que pase mucho tiempo para que te des cuenta que se trata de un modelo inacabado con un software deficitario para el propio sistema. He de remarcar que para que el bebé “haga” cosas, tienes que programarlo tu mismo, ya que de serie viene vacío con un IOS muy básico. Personalmente soy de los que siempre han esperado abrir una caja y ya. Que el modelo de bebé venga tan mal preparado para el mundo real, causa cierto desasosiego y ataques de responsabilidad, ya que en esos momentos el bebé depende de ti. No hay devolución.

    Ya en tus manos no hace falta que pase mucho tiempo para que te des cuenta que se trata de un modelo inacabado con un software deficitario

  • El bebé consta sobre todo de un hardware evolutivo. Es decir, no es el mismo a medida que pase el tiempo. Hay que advertir que los primeros días no es muy bonito, pero la cosa mejora con los días de uso. Dicho hardware es una genialidad, pero conlleva un gran mantenimiento ya que necesita alimentarse cada 2/3 horas.
  • Uno de los problemas más importantes con los que me he encontrado en este mes de uso, son las sobre cargas de energía. Para un uso de unos 20 minutos el bebé debe dormir al menos dos horas. Tras este proceso el bebé despierta con una sobre carga haciendo ruidos extraños y ruidosos demandando mantenimiento y alimentación.  Creo innecesario este susto para el cliente ya que tanto la recarga de energía como su alimentación podrían haberse diseñado de mejor modo.
  • Otro problema: Mala, muy mala gestión de residuos. Lo dejo ahí. Cuando no es por detrás lo hace por delante. Ojo: el bebé disfruta de manera especial vomitar en los trajes caros.
  • Todavía no se manejar bien la función de “volumen” lo mismo está muy alta como muy baja. No hay termino medio. Parece que si hablas al bebé de forma directa, el volumen tiende a equilibrarse, pero no ocurre siempre. La mayoría de los casos el bebé actúa de forma aleatoria. Con el paso de las semanas he de admitir que la función de control de voz va mejorando, pero no es definitiva.

    Ojo: el bebé disfruta de manera especial vomitar en los trajes caros

  • Como sabéis uno de los grandes negocios entorno a cualquier device son sus extras. Si en el iPhone/iPad fueron sus fundas, en los PC los maletines…para los bebés no iba a ser menos. Existen incalculables proveedores de extras. Su elección va más en el gusto, preferencia y necesidad del usuario. El bebé se puede personalizar tanto como el usuario desee, las opciones son múltiples . Lo que me alarma de verdad es que el bebé llegase sin ningún extra, es decir desnudo. Creo que este es un detalle muy poco elegante por parte de la marca, ya que los daños que el propio bebé puede sufrir no se compensan. Recomiendo comprar extras antes de que el pedido llegue.
  • El bebé es un gran Device. Pese a su software deficiente, estoy convencido que con los años podré sacarle partido. Sin embargo algo que me gustaba mucho (y que ha he comentado) como su hardware evolutivo, el cual consiste que el bebé cambia su morfología en función de sus salud, alimentación y preferencias realizadas por usuario… es algo delicado. El bebé tiende a romperse con facilidad. Como ya he dicho no hay seguro de rotura, si algo va mal, lo único que podemos hacer es repararlo, nunca devolverlo. De hecho el miedote mantiene en un estado de estrés constante realizando frecuentes visitas al servicio técnico. Una locura.
  • Si aglutinamos los dos últimos puntos descritos: los extras y hardware evolutivo, no hace falta ser muy listo para darse cuenta del gran desembolso que requiere el mantenimiento del bebé. Si visitas cualquier foro al respecto siempre encontrarás alguna queja. No queda otra, asume el inmenso desembolso o lo llevarás mal. Si a eso le sumas que el bebé no sabe andar y necesita de aparatos extra para su deslizamiento por la calle y que dichos aparatos limitan tu espacio en el coche y por lo tanto tienes que cambiarlo por uno más espacioso, te recomiendo que no hagas los cálculos, tan solo disfrutes de lo que tienes entre manos.

    La experiencia de usuario a la hora de manejar al bebé es extraña y tiene que ser mejorada por parte del fabricante.

  • La experiencia de usuario a la hora de manejar al bebé es extraña y tiene que ser mejorada por parte del fabricante. Siempre ves en fotos a bebés muy dóciles y quietos, cuando en realidad no paran. Con las semanas de uso, he de reconocer que dicha experiencia de usuario mejora y se vuelve entrañable. Te acostumbras y la reclamas, pero tan solo quiero advertir que dicho punto, solo se alcanza con numerosas horas de uso.
  • Una de las sorpresas que me he encontrado es que mi smartphone y el de mi esposa se han infectado con un troyano que obliga al aparato ha realizar fotos al bebé. En un solo mes llevamos unas 460 fotos. No hay nada que hacer al respecto. He hablado con Apple y tan solo me dan un plan de almacenamiento mayor. Recomiendo hacer un backup previo a la entrega.

Hasta aquí los principales puntos en contra, pero no todo es malo. En este mes de uso me he encontrado con grandes alegrías:

  • El bebé sonríe. No ocurre siempre ocurre, pero lo hace más menudo según se acostumbra a su usuario. Recomiendo poner un nombre al bebé, así te reconocerá más rápidamente y será consciente de su propia existencia.
  • Se desarrolla un extraño vínculo con el device. No se si es la espera, los problemas o las alegrías pero el uso del mismo incrementa cada día.
  • Cuando el bebé evoluciona (crece) lejos de ser un drama en gastos y en servicio técnico, da mucha alegría. Es algo que no esperaba y que sin duda va a más. ¿Marketing?.

    El bebé genera un efecto narcótico en todo familiar cercano que se le aproxima

  • El bebé genera un efecto narcótico en todo familiar cercano que se le aproxima. Se atontan, se agilipollan, y no dejan de decir paridas con solo verle la cara. Es un feature muy útil a la hora de evitar conversaciones incómodas o pedir favores.
  • Uno de mis grandes momentos es el baño. Se supone que es parte del mantenimiento y ya he dicho que es tedioso, pero os reconozco que verla empapada en su toalla, es una de las escenas más bonitas que jamás he visto. No se si hacerlo demasiado a menudo puede dañar el hardware, pero de momento aguanta bien.

Seguro que hay cientos de puntualizaciones a mi review, tanto en positivo como en negativo. Sin embargo este es mi post y digo lo que me da la gana. Sobre realizar o no un pedido de un bebé, aconsejo estar muy seguro (o no) pero si por alguna razón se hace, nunca dejar de cuidarlo con todo el amor del mundo. Lo vale. Yo mismo a pesar de ser una gran responsabilidad un hardware y software precarios y ser un producto inacabado, lo recomiendo. Algunos usuarios mas experimentados me han dicho que se siente una gran satisfacción al verlo evolucionar, pero se trataba de modelos anteriores. Ya os diré con el tiempo.

…sigo

Recuerda que también puedes seguirme en twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s