Tengo la infundada sospecha de que la vida no es como la pintan. Se que resulta retorcido, pero creo que la teoría en general se desmonta con el sencillo ejercicio de observación de la práctica.

No pretendo yo ahora ponerme pesimista, dios me libre. Mis sospechas no tienen ningún principio, por lo que tampoco me indican un fin. Es tan solo una hipótesis y como tal pueden parecer bondades o calamidades. Como todo en la vida, según se mire cualquier circunstancia puede ser fruto de una virtud o de la más baja vileza.

Explicadas las advertencias, os planteo de frente mi subjetiva versión de la situación;

Según dicen, la vida hay que disfrutarla, vivirla, consumirla. Aquí y ahora sacándole todo el jugo al momento. Una sugerencia muy poco refinada pero atractiva para cualquier hijo de vecino. La hemos comprado sin más. Nos lo repiten en la prensa, en los anuncios y en el cine, pero nadie ha mencionado algo muy sencillo: …y mañana ¿Qué? . Tengo la infundada sospecha de que la vida, antes de disfrutarla, vivirla, consumirla hay que construirla. Soy un gran fan del “aquí y ahora” pero tengo la mala costumbre de que si algo sale bien, quiero repetir al día siguiente y eso hay que trabajarlo con perspectiva. Cierto hay, en la promesa del disfrute una gran verdad. Todos esperamos recordar más bondades que dramas, pero también cierto es que si tan solo vivimos el hoy, me da que lo que venga mañana no serán mas que hostiones uno detrás de otro. No me lo toméis a mal, esto tan solo son conjeturas.

Se dice que la vida en pareja es tediosa, repetitiva y de un coste vital desmedido, pero tengo la absurda sospecha de que esto tampoco es de todo exacto. No seré yo el que contradiga a la humanidad, tampoco el que rompa lanzas por el amor verdadero. Tan solo digo que no es bueno generalizar, que todo en la vida tiene un momento, y que no hay nada mas bonito que evolucionar junto a alguien. Me da a mi que esto de la pareja no es más que un coletazo mal dado de lo de “vivir el momento”, pero no me hagas mucho caso, no tengo datos fidedignos al respecto. Si vives el momento, no piensas en mañana. Si no piensas en mañana, no conoces la palabra compromiso. Si no conoces lo que es un compromiso, mucho me temo que todo esto que te estoy diciendo te da exactamente lo mismo. El compromiso en efecto puede estrangular al hombre mas fuerte y ahogar a la mujer más pasional. Esto ocurre cuando uno se compromete uno por encima de sus posibilidades. Entonces no dejemos toda la responsabilidad al verbo, si no al sujeto. Me da que los compromisos no son tan malos como dicen. Una vez más esto son tan solo conjeturas, pero tras una esposa, una hija, una hipoteca, dos empresas y dos gatos, no tengo demasiadas ganas de morir. Mi teoría más que absurda, es que la vida se define en como cumpliste tus compromisos, sobre todo con uno mismo.

La gente habla del yugo del trabajo. Que nos dedicamos a trabajar para vivir y hacerlo de ese modo no es más que una tortura lenta y horrible. El trabajo cuanto menos mejor.  Una vez más disculpen mi descaro, no pretendo ofender, tan solo exponer mis injustificadas sospechas. El trabajo tiene dos formas de verse: el empleo que es donde nos dejamos las horas y la profesión que es donde nos dejamos el talento. Cuando se juntas las dos el resultado es francamente divertido y enriquecedor. Pero si por el contrario bien te quedas con un empleo o no puedes ejercer tu profesión, entiendo lo que puede suceder. Esta es la versión simplificada, porque la compleja llega al darnos cuenta de que para desarrollar un talento no hay más método que la práctica y toda práctica llega con una profesión. Con esto no quiero decir que los buenos disfruten, tan solo que las eleciones en la vida tienen sus consecuencias. Vivir demasiado sin comprometerse no deja demasiado espacio a eso de ejercer una profesión. Así que el ejercicio del trabajo, mucho me temo es una puta mierda con razón, cuando lo que es una puta mierda no es el trabajo, si no la persona que tomo decisiones previas.

Tengo demasiadas sospechas sobre la vida que se cuenta, no la que se vive. podemos hablar de tomar decisiones, de asumir consecuencias, de responsabilidad y de convivencia. Podríamos estar meses escribiendo conjeturas para encuadernaras en un libro precioso que nunca nadie leerá. Para eso son las sospechas y las conjeturas: como no tienen una base firme, igual que llegan, se van. Así que dejemos de hablar, de elucubrar y pongámonos a construir a colaborar y a mejorar.

…sigo

Recuerda que también puedes seguirme en twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s