Todos queremos cambiar. En realidad, no conozco a nadie que no quiera cambiar. No es coincidencia, es parte de nuestra naturaleza humana. Transformamos nuestro entorno, nuestra sociedad, nuestros objetivos y por supuesto a nosotros mismos.

En el cambio está nuestra verdadera esencia. El reposo no existe, es un mito o un cadáver. “todo está inmerso en mismo océano cósmico y , si es así, podemos pensar que nada es inalterable, o mejor, que todo esta continuamente  alterado por todo lo demás. Los vínculos, como cuerdas que transmiten las vibraciones  de esas alteraciones. Nada está nunca en completo reposo. Todo está en continuo movimiento . La realidad, la realidad real, está constituida dir una inacabable retícula cósmica que se mantiene viva a través de un continuo fluir” (Daniel Solana) Tras esta rallada que roza el ensayo del gran libro de Solana (desorden) lo queda es la realidad, nuestra realidad, lo cotidiano, no normal, lo vulgar.

En dicha vulgaridad las fuerzas cósmicas de Solana luchan contra Hommer Simpson. Y es que, por lo general ( y hablo de mi experiencia) cuanto más me hablan de cambio, mas aferrados están al pasado.

En mi profesión es muy habitual escuchar la palabra cambio. Es más te la enmarcan en los briefings. “queremos ser el eje del cambio”, cuando sin embargo no hay ni esfuerzos propios ni ajenos para cambiar. Han antepuesto normas internas, (que no son más que la columna vertebral de su empresa) escritas expresamente para evitar el cambio.

Es normal que se tenga miedo a algo que no ha sucedido. Yo tengo pánico al cambio. Pero ante la situación en la que nos encontramos tan solo tenemos tres salidas: Enfrentarnos al cambio, para paralizarlo, o transformarlo. Ignorar el cambio. Impulsar el cambio. Todo en la vida son posiciones y dichas posiciones incluso pueden cambiar. Por eso no me gusta la gente que parece que no cambia.

No es el hecho del cambio el que determina el destino, si no nuestra relación con el

Lo que me parece curioso, y la razón de esta post, es que algo tan esencial para el ser humano, sea una barrera psicológica tan fuerte.  Creo que tiene que ver por la comodidad. Si alguien ha luchado toda su vida por algo y acierta edad se encuentra en una situación confortable, es lógico que le joda cambiar. Lo negaremos, nos enfadaremos, luchemos, negociaremos y finalmente aceptaremos el cambio.

La gente que no quiere cambiar parecen pertenecer a una especie de secta. Pero lo que tan solo quieren cambiar a una comuna. Tengo la teoría que la gente que ha tenido que hacer grandes cambios en su vida y le salieron mas o menos bien como para contarlos a las multitudes e “inspirarles”… esos, son precisamente los primeros que nunca quisieron un cambio.

Con 16 años una novia me dijo que la gente como yo nunca cambia. No se a que se refería con “gente como yo” pero desde luego en el resto la cagó de lleno. Mi vida se parece más a o menos a lo que me he luchado. Pero yo… yo no tengo nada que ver con lo que era. No se si soy mejor, creo que no. Lo que si soy es más rápido, más listo y más centrado en lo que hago.

Cambiar, que bonita palabra, y cuanto nos jode. ¿quien no quiere cambiar? Ser más inteligente, más culto, más conocido, más responsable, más tetas, más ligón… todos, absolutamente todos queremos cambiar.

No es el hecho del cambio el que determina el destino, si no nuestra relación con el. Como ya os he dicho a mi no me gusta el cambio. Como persona insegura que soy, necesito estabilidad, un suelo. Sin embargo con los acontecimientos y los años, he conseguido alcanzar una buena relación con el cambio. Nos llevamos bien y como no hay grandes dramas, suelo tener cintura para adaptarme a los siguiente. El cambio es algo que viene si o si,  por eso procuro adelantarme a ver si llego antes y al menos lo hago a mi modo.

Hace una semana un amigo me preguntó: “¿Oye fefo, to que siempre estás dando vueltas, cambiando, haciendo locuras (Locuras para una persona como el es “invertir” y “contratar”) ahora que tienes una hija, todo cambiará no?” no respondí. El problema es que nunca me hubiese planteado esa pregunta. Seguramente seguiré haciendo lo mismo, pero en ese momento no respondí. Otro cambio.

…sigo

Recuerda que también puedes seguirme en twitter, o bien ver mi página web

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s