A veces tengo la sensación de que vivimos en una eterna ficción. Somos hijos de los medios y nos hemos criado con sus contenidos. Estos siempre nos han contado historias heroicas, increíbles, interesantes y apasionantes, que cuando uno compara su propia vida con sus referencias audiovisuales, no puede menos que deprimirse.

Se dice que la televisión está muriendo. No se si es verdad, pero lo que es cierto es que mi generación y muchas otras después nos hemos criado con ella, nos ha dejado una huella perpetua sobre valores, objetivos y medidas. Hoy no es diferente, los medios sociales no hacen más que multiplicar por mil este factor, ya que el acceso a dichos contenidos es inmediato.

Está claro que con los años cuestionas muchas cosas. Otras las aceptas, pero si hacemos un ejercicio de honestidad, la gran mayoría nos han marcado. ¿Porque demonios la gente se hace una foto de los pies mirando a la playa? ni más ni menos que para evocar años de bombardeo mediático de lo que se supone es “el paraíso”.

Esta es una parte, la que mostramos, la que nos obligamos a creer. Esa vida bonita, casi perfecta, envidiable. Nadie caga. Todos comen semillas. Físicamente imposible.

La otra continúa en la vida real. Cuando hablas con otros, sobre todo cuando no existe una gran confianza. Este tipo de conversaciones yo las llamo de “peli”, ya que el objetivo de las misma es conocer los argumentos e hitos principales de la persona de enfrente para que pueda posicionarse en el lugar mas cercano al que su imaginación lo ha trabajado. ¿Cual es tu “peli”?

No deja de ser tedioso escuchar batallitas, pero cuando la cuenta el protagonista, me entran ganas de suicidarme. Hay una línea muy fina entre la realidad, la historia y la narrativa. Lamentablemente en la mayoría de los casos esta última se come a las demás. Tratamos de imitar a esas historias épicas con un héroe, un villano, un gran problema, un desenlace y un final gratificante. Ficción.

No hace falta ser muy listo para saber que la vida da muchas vueltas. Es una puta peonza. Lo único que puedes hacer es mantenerte en movimiento para tratar de mantener el equilibrio, pero desde luego decir “he ganado”, “aquí estoy”, “esto es lo que soy”, sencillamente es de inexpertos, incautos o idiotas, porque nunca puedes asegurar ninguna de ellas.

El control es un factor clave en esta ficción. Por lo general en las historias todo el mundo tiene todo controlado en todo momento. El calculo es un bien social del que todos accedemos cuando nos sale del potorro. Ya me dirán como porque os juro que no controlo ni lo que voy a desayunar. Todo final feliz era claramente anticipado por el héroe, el de IG, el de FB  el de TW, el de SC.. así puedo seguir un mes. Herramientas para difundir la ficción hay muchas. Formas de creerla pocas.

Y es que admitir el miedo, el descontrol, la desorientación, la tristeza, el error y el fracaso no existen en dicha ficción y sin embargo son algo maravilloso. No conozco “triunfador”(habría que matizar este concepto en otro post) que no se hubiese acojonado, descontrolado, perdido, deprimido, hostiado y hundido hasta lo más profundo. Solo desde ahí puedes conocer tu verdadera mierda. Y digo mierda no como algo negativo, si no como la mejor formula de autoconocimiento.

El mejor espejo es el fracaso. Y no hablo de un fracaso tonto, no. Hablo de cagar tu vida hasta el máximo. Cuando no puedes ocultarlo es cuando tienes que confrontarlo. Es como una mala enfermedad, mientras la niegues nunca podrás tratarla. Conocerse a uno mismo, conocer tus miedos, tus debilidades,  tu talento y capacidades es esencial para evitar el autoengaño y el engaño generalizado.

No me molesta ver gente autoengañada, lo que me duele es ver en la jaula en la que se han metido y lo jodido que lo tienen para salir. Hay gente que gasta miles de euros en restaurantes, solo para demostrar que es un “gourmet”. Otros en coches para demostrar que es “sibarita”.. ropa, amigos, viajes… la lista es interminable. Ojo! no critique que la gente disfrute! ¿Como se me puede ocurrir?… lo que expongo es que me parece muy duro vivir hacia fuera porque  no eres capaz de arreglar lo de dentro. Que es más fácil inventar una ficción sobre los malos momentos que aceptar el fracaso. Que es insano publicar una foto de una playa antes de bañarte. Que no todos son guapos, jóvenes y cool. Que hay gente muy normal que vive feliz y que no tiene que demostrar nada.

Batallitas. Fotos, vídeos… ficción Eso es lo que veo últimamente demasiada gente contando su propia ficción.

…sigo, con mi ficción.

N.T: Ficción es una forma amable de llamar a la mentira y a la manipulación. Pura retórica.

Escrito por @ciberfefo

Publicitario, inconformista, bloguero, humanista, tecnócrata, creativo... Featuring the lastest digital ad campaigns, top new websites, interactive marketing ideas, virals, industry news, social media, insights, and other great global digital trends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s